top of page

¿Cómo pasar la ITV? Puntos a tener en cuenta

Actualizado: 16 mar 2023



La ITV (Inspección Técnica de Vehículos) es un trámite que debemos realizar periódicamente para comprobar que nuestro vehículo cumple con las normas de seguridad y medioambientales. Pasar la ITV puede resultar un proceso tedioso y complicado, pero siguiendo algunos puntos clave podemos asegurarnos de superarla sin problemas.

  • Revisión de las luces y señalización

Antes de pasar la ITV, es fundamental comprobar que todas las luces del vehículo funcionan correctamente. Los faros, las luces de posición, los intermitentes y las luces de freno deben estar en buen estado y sin fallos. Además, debemos asegurarnos de que las placas de matrícula estén bien visibles y legibles.

  • Comprobación de los neumáticos

Los neumáticos son un elemento clave en la seguridad del vehículo, por lo que es importante revisar su estado antes de pasar la ITV. La profundidad del dibujo debe ser superior a 1,6 mm, y la presión de inflado debe estar dentro de los valores recomendados por el fabricante. Además, debemos comprobar que no haya cortes, deformaciones ni desgastes irregulares en los neumáticos.

  • Revisión de los frenos

El sistema de frenos es otro de los elementos que se comprueban en la ITV. Antes de acudir a la estación de inspección, debemos comprobar que los frenos funcionan correctamente y no presentan fallos ni ruidos extraños. Además, debemos verificar que el líquido de frenos está en buen estado y dentro de los niveles recomendados.

  • Comprobación de los niveles de líquidos

Antes de pasar la ITV, es importante comprobar los niveles de líquidos del vehículo. Debemos asegurarnos de que el aceite del motor, el líquido refrigerante y el líquido limpiaparabrisas están en buen estado y dentro de los niveles recomendados. Si alguno de estos líquidos está bajo, debemos rellenarlo antes de acudir a la ITV.

  • Revisión de la suspensión

La suspensión es otro de los elementos que se comprueban en la ITV. Antes de acudir a la estación de inspección, debemos comprobar que los amortiguadores y los muelles están en buen estado y no presentan fugas ni deformaciones. Además, debemos verificar que no hay holguras ni ruidos extraños en la dirección.

  • Comprobación de emisiones

La ITV también comprueba las emisiones del vehículo para asegurarse de que no contamina en exceso. Antes de pasar la inspección, es recomendable realizar una revisión del sistema de escape y de los filtros para asegurarnos de que no hay fugas ni obstrucciones que puedan afectar a las emisiones.

  • Limpieza y orden

Por último, es importante tener el vehículo limpio y ordenado antes de pasar la ITV. De esta manera, facilitamos la labor de los inspectores y podemos evitar posibles sanciones por falta de higiene o seguridad.


En conclusión, pasar la ITV puede parecer un trámite complicado, pero siguiendo algunos puntos clave podemos asegurarnos de superarla sin problemas. Es importante revisar las luces y señalización, los neumáticos, los frenos, los niveles de líquidos, la suspensión, las emisiones y tener el vehículo limpio y ordenado antes de acudir a la estación de inspección. De esta manera, podemos garantizar la seguridad y el cumplimiento de las normativas de nuestro vehículo, y evitar posibles sanciones o problemas a largo plazo. No debemos subestimar la importancia de la ITV, ya que nos ayuda a garantizar la seguridad en las carreteras y a proteger el medio ambiente.

5 visualizaciones0 comentarios

Σχόλια


bottom of page